TESTIMONIO JONATHAN Y PATRICIA MELO

Nosotros vivimos en fornicación por varios años y para noviembre del año pasado decidimos casarnos por el civil para estar en orden ante Dios, pero todo seguía igual, con las mismas indiferencias, falta de comunicación, desunión, pero nuestro matrimonio cambió cuando hicimos pacto ante Dios en el Altar. Ahí nos dimos cuenta de la importancia del matrimonio y del valor de este; desde ese día que dijimos si ante Dios y juramos amarnos y respetarnos me di cuenta de que mi esposo en realidad me amaba cuando vi en sus ojos llorosos el rostro del verdadero amor. Fue un día especial y sobrenatural en nuestras vidas, incluso desde la semana previa en la charla que nos dan sobre el matrimonio el Señor fue trabajando en nosotros el orgullo, egoísmo, falta de comunicación para que ese día fuera un SI ACEPTO con revelación, en ese momento nos comprometimos con Dios y con nosotros.

Retiro de Parejas

Plenitud 2017