TESTIMINIO LUIS FELIPE SÁNCHEZY ELIS BAUTISTA

En el año 2012 mi esposo estaba empezando a venir a la iglesia, ya yo tenía un tiempo. Mi líder de Ministerio, quien le daba seguimiento, le habló de la bendición de presentar su matrimonio delante de Dios y le sugiere inscribirse en las bodas de diciembre de ese mismo año y el aceptó. Días más tarde se empieza a arrepentir de ese paso y empieza a decir que eso lo podemos hacer después. Yo trato de convencerlo y continúo con mis preparativos, alquiler de vestido y todo lo demás. Al cabo de 15 días nos llaman para una reunión con respecto a la boda. Vamos y el sale con la firme decisión de que nos podemos casar después. En ese momento, empezamos a discutir, él me dice que las cosas no son así, que eso hay que pensarlo, ahí fue que realmente me preocupé y molesté, y le dije “Cómo es posible que después de 17 años de casados por la ley tú me dices que hay que pensarlo”, en ese momento discutimos muy fuerte, pues ya yo tenía el vestido alquilado y prácticamente todo listo, pero decidí dejarlo en manos del Señor y no nos casamos.

Al año siguiente, Dios siguió trabajando con él y yo orando, se inscribió en el retiro de liberación y llego renovado, ese mismo año me pidió que nos casáramos por la iglesia y así lo hicimos! Hoy en día él es Líder en la Iglesia, es un hombre nuevo, cambiado, renovado, un verdadero sacerdote y tanto nosotros como nuestros hijos somos servidores de la casa, no solo cambió nuestro matrimonio, también nuestros hijos, nuestras finanzas, nuestro ministerio. Gloria a Dios!

Retiro de Parejas

Plenitud 2017