TESTIMINIO MANUEL Y MILEDYS LUCIANO

Manuel: Vivía una vida de llena de mentira, adulterio y engaño a mi esposa buscando una y otras mujeres en la calle donde lo que hacía cada día con ese comportamiento era deteriorar más la relación en el matrimonio.

Fruto de todo esto ya el respeto y la confianza mi esposa la había perdido hasta el punto que la reacción que ella tomaba era de golpearme y yo de maltratarla verbalmente.

Fue entonces el deseo de ver un cambio en nuestro matrimonio que nos llevó a ir a la iglesia y aceptar al Señor.
Desde que llegamos a la iglesia escuchamos del retiro de matrimonio Plenitud, y decidimos inscribirnos y pagarlo completo, ya cuando se aproxima la fecha del retiro yo caigo muy enfermo de una gripe bien mala y le dije a la persona que me llevo a la iglesia que no iba al retiro que buscaran a una pareja para que se lo regalaran más bien buscando excusas para no asistir.

No obstante a eso cuando en la iglesia se dieron cuenta de mi situación me llamaron y nos dieron seguimiento tanto a mi como a mi esposa para que no cediéramos el retiro porque nosotros ellos sin saber la situación que estábamos pasando nos dijeron que lo necesitábamos, no nos soltaron y fuimos al retiro de Plenitud ya más bien por el compromiso que habíamos contraído con las personas que nos estaban dando seguimiento creíamos nosotros.

En el retiro de Plenitud 2014, Dios restauro nuestro matrimonio, me hizo un hombre libre de mentira y de engaño, donde ya no siento ningún temor de dejar el celular en cualquier lado de la casa y que mi esposa tome la llamada, me dio las herramientas para tratar a mi esposa como un vaso frágil como dice la palabra y sobretodo nos devolvió el amor y el tiempo que el diablo nos había robado en nuestro matrimonio. Hoy podemos decir que somos un matrimonio estable y fortalecido en el Señor donde Jesucristo es nuestro centro. Ambos somos servidores de la casa y Cristo es la luz que nos guía cada día.

Retiro de Parejas

Plenitud 2017